Miedo a reprogramarse

Las publicaciones de este blog son consecutivas. Te recomiendo comenzar a leer por la primera. Encuentra la lista completa en el Menú Principal.

Desde hace mucho tiempo sostengo que no hay peor miedo para un humano que ser uno mismo y que te rechacen. Sin embargo, creo que en estos tiempos comienza a superarlo el miedo a reprogramarse. Muchas personas tienen un agudo entendimiento de la situación actual, son sensibles ante la descomposición del mundo y conscientes de que este es el momento de salir de aquí. No obstante, resulta muy complejo renunciar a un “yo” que no se es y comenzar a buscar al verdadero. No se diga asumir un sistema de creencias tan poco compatible con la realidad imperante en el mundo, y mucho menos renunciar a las necesidades, deseos y exigencias propias de la materia.

Primera charla por Zoom (27/06/21)

Me encuentro gratamente sorprendido y agradecido por el interés que ha suscitado el blog. Es por ello que quisiera invitarte a que dialoguemos de una manera más personal y lejos de la censura de las plataformas por todos conocidas.

La invitación es para que seas tú quien determine los temas que abordaremos en una charla en vivo por Zoom el próximo 27 de junio de 11:00 a 13:00 h (tiempo del centro de México).

Aparta tu lugar y envía las preguntas y temas que te gustaría que tratemos, escribiéndome un correo electrónico a felix@hompanera.net

En la confirmación recibirás los datos para ingresar a la sala donde se llevará a cabo la reunión.

¡Gracias por estar y nos vemos pronto!

La nueva era impostora (parte 2 de 2)

Las publicaciones de este blog son consecutivas. Te recomiendo comenzar a leer por la primera. Encuentra la lista completa en el Menú Principal.

La humanidad está condicionada a buscar afanosamente eso que llama felicidad, que básicamente está determinada por factores externos. Más o menos todas las personas buscan lo mismo, pero el engaño de la nueva era impostora se construye desde las carencias, traumas, creencias, condicionamientos, deseos reprimidos, sueños no cumplidos, roles heredados, etcétera. La mayoría de estas motivaciones son inconscientes y sirven al sistema como materia prima para diseñar las máscaras que usa la nueva era impostora. Si bien a nivel global son las mismas para todos (los paradigmas de siempre, pero disfrazados de nueva era), a nivel individual son un traje a la medida. De ahí la dificultad para identificarlas y el riesgo que representan para quien busca liberarse de la prisión.

La nueva era impostora (parte 1 de 2)

Las publicaciones de este blog son consecutivas. Te recomiendo comenzar a leer por la primera. Encuentra la lista completa en el Menú Principal.

La Nueva Era ingresó en diciembre de 2020, pero durante 2021 y 2022 se estará manifestando junto con la vieja -que se niega a irse-, en los aspectos más importantes de la vida de cualquier ser humano: su identidad, sus emociones, la manera en la que se relaciona y su sistema de creencias. No obstante, la vieja era ya no puede imponerse por la fuerza, estos ya son otros tiempos. De ahí que se vio obligada a buscar la manera de esconderse tras una máscara que utiliza el discurso de la nueva era, pero sus motivaciones y acciones siguen siendo las mismas del pasado. En este escenario, toda persona consciente debe concentrarse en identificar a la nueva era impostora, tanto en lo colectivo como en lo individual, a fin de no caer en la trampa del discurso de cambio (muchas veces proveniente de su interior) que lo lleva a estancarse en los paradigmas anteriores y a repetir viejos patrones de conducta.

¿Conciencia o ego?

Las publicaciones de este blog son consecutivas. Te recomiendo comenzar a leer por la primera. Encuentra la lista completa en el Menú Principal.

La vez anterior decía que una cosa es despertar la conciencia, mientras que otra muy diferente es contar con las herramientas interiores para hacerle frente a la crisis que se desata en todo proceso de despertar. Es decir, una cosa es darte cuenta de la realidad, pero otra es saber cómo gestionarla y transformarla. Una cosa es aceptar que el mundo actual es una mierda que ya no te ofrece nada y otra es tener alternativas realistas, conscientes; un objetivo existencial bien definido y congruente con tu estado de conciencia; así como una estrategia para alcanzarlo y un profundo análisis de los obstáculos y los riesgos que implica ser luz en un mundo que se oscurece de manera contundente e irremediable.

La salida falsa

Las publicaciones de este blog son consecutivas. Te recomiendo comenzar a leer por la primera. Encuentra la lista completa en el Menú Principal.

Hasta hora he sido un duro crítico de las masas y su negación patológica a ver y aceptar la realidad. Vidas basadas en la satisfacción inmediata de los deseos más primarios de la estructura humana, mediante el consumo de la inmensa variedad de estímulos placenteros que ofrece el sistema. La búsqueda y satisfacción de estos deseos es su meta existencial. Y a la acumulación del placer derivado del consumo de los estímulos que satisfacen sus deseos, le llaman felicidad. El ser humano actual está condenado a consumir desde que nace hasta que muere. Y no solo me refiero a productos y servicios, sino a todo tipo de experiencias superficiales que producen una amplia gama de placer: el consumo de sustancias con fines lúdicos o pseudo espirituales, contenidos audiovisuales hiper estimulantes, sexo sin restricciones, experiencias multisensoriales de compra y entretenimiento, violencia disfrazada de activismo social, etcétera.

El gran escape

Las publicaciones de este blog son consecutivas. Te recomiendo comenzar a leer por la primera. Encuentra la lista completa en el Menú Principal.

Hablábamos sobre las tres dimensiones que debes tomar en cuenta para entender tu naturaleza: la tercera dimensión que corresponde al cuerpo físico, la cuarta que vendría siendo eso que se llama comúnmente alma y la quinta que se conoce con el nombre de espíritu. Escapar de la prisión planetaria implica la reunificación de estas tres energías. Primero la energía de la tercera se integra a la de la cuarta dimensión una vez que el cuerpo físico expira. Éstas dos energías que ahora forman una sola deben superar la prueba final antes de abandonar este plano. Una vez consumado el escape, esta energía unificada se integra de manera definitiva al ser del que proviene, y no, no se trata de ningún ser superior ni de una fuente creadora, sino de su propio espíritu que habita en la quinta dimensión. Este ser está conformado de energía y por lo tanto es inmortal. Es un ser en constante evolución como tú o yo y llegará el momento en que regrese a la fuente de la que proviene, pero eso no es algo de lo que tengamos que ocuparnos ahora. En este momento tenemos que estar concentrados en las tres dimensiones mencionadas y la manera de reunificarlas.

¿Qué es “salir de la prisión”?

Las publicaciones de este blog son consecutivas. Te recomiendo comenzar a leer por la primera. Encuentra la lista completa en el Menú Principal.

Si has seguido estas publicaciones, seguramente en más de una ocasión te habrás preguntado a qué me refiero con expresiones como “salir de la prisión” y “regresar a casa”. La respuesta es muy simple: una parte de nosotros debe morir –el cuerpo físico–, para que la otra –el cuerpo energético– pueda abandonar este plano y regresar a su lugar de origen.

¿Te vas o te quedas?

Las publicaciones de este blog son consecutivas. Te recomiendo comenzar a leer por la primera. Encuentra la lista completa en el Menú Principal.

“El mundo nunca volverá a ser como antes”. Esta frase ha sido de las más repetidas durante los últimos meses y casi nadie duda que así va a ser. Podríamos analizar desde diferentes aristas la que se convirtió en la afirmación favorita de la élite que gobierna este planeta y de sus esbirros en los medios de comunicación, pero lo que aquí nos atañe es traer a la luz lo que realmente está sucediendo más allá de los cambios que se avecinan en lo social, político, económico, geoestratégico, tecnológico, medio ambiental, conductual, genético y en todo aquello que sostenía a la civilización que está colapsando.

¿Toma de conciencia o despertar de conciencia?

Las publicaciones de este blog son consecutivas. Te recomiendo comenzar a leer por la primera. Encuentra la lista completa en el Menú Principal.

A lo largo del tiempo he insistido en que una cosa es la toma de conciencia y otra muy distinta es el despertar de la conciencia. La primera tiene que ver con hacerse conscientes de la realidad que fue impuesta en este plano para esclavizarnos. Implica percibir la prisión y su funcionamiento, así como desenmascarar impostores tanto en el escenario global como en el propio entorno. Por su parte, el segundo término hace referencia al despertar de la conciencia dormida en el interior de una persona que comienza a auto percibirse no como el sistema la programó, sino como realmente es en esencia. Ese despertar implica percibir y aceptar que los humanos no somos únicamente materia y mente, por lo que surge una fuerte necesidad de conocer más y de experimentar esta y otras realidades a nivel transpersonal.