Mente V. S. Conciencia

Suscríbete al nuevo canal de Telegram haciendo click aquí. Recibe directo en tu teléfono las nuevas publicaciones del blog, videos y mucho más.

Las tinieblas avanzan irremediablemente contaminando hasta el más recóndito de los espacios en el planeta y en el interior de los seres humanos. Se percibe en el ambiente una vibración cada vez más baja que provoca una sensación generalizada de malestar, de agotamiento y de inestabilidad. Seamos conscientes o no de los intentos que hace la oscuridad por apagar nuestra luz de manera definitiva, estamos siendo acosados permanentemente a nivel físico, psicoemocional y energético. Esto nos tiene a la defensiva y en un estado de alerta que nos incita a reaccionar a la menor provocación, lo cual contamina nuestro entorno y nuestro corazón al llenarlo de energía de baja vibración producto de emociones negativas como culpa, tristeza, vergüenza, miedo o enojo. De esta manera abrimos la puerta a la oscuridad y es así como va apagando nuestra luz interior. ¿Cómo podemos evitarlo?

Los síntomas de la transición

Suscríbete al nuevo canal de Telegram haciendo click aquí. Recibe directo en tu teléfono las nuevas publicaciones del blog, videos y mucho más.

¿Cómo sabes que estás enamorado? Lo sientes. No necesitas una explicación experta de los síntomas del enamoramiento para saber que Cupido clavó una flecha en tu corazón. De igual manera, muchas mujeres saben que están embarazadas aún antes de experimentar el primer síntoma.  Simplemente lo sienten. Con la muerte pasa lo mismo. Seguramente sabes de personas que sintieron que iban a morir y se apresuraron a poner en orden sus asuntos antes de que les llegara la hora. Obsérvate y observa a tu alrededor, algo ha estado cambiando de manera sutil en las últimas semanas. ¿Qué nos está pasando?

¿Qué nos está pasando?

Suscríbete al nuevo canal de Telegram haciendo click aquí. Recibe directo en tu teléfono las nuevas publicaciones del blog, videos y mucho más.

Al principio pensé que solo era yo. Con el paso de los días, comentarios en mi entorno cercano me hicieron darme cuenta de que no era el único. Una parte de mí se sintió en paz por ello, pero otra entró en estado de alerta. En los días sucesivos me llegaron más comentarios y preguntas de personas de diversas edades, géneros, condiciones sociales y ubicaciones geográficas. Todas coincidimos en los mismos síntomas. ¿Qué nos está pasando?

Miedo a reprogramarse

Suscríbete al nuevo canal de Telegram haciendo click aquí. Recibe directo en tu teléfono las nuevas publicaciones del blog, videos y mucho más.

Desde hace mucho tiempo sostengo que no hay peor miedo para un humano que ser uno mismo y que te rechacen. Sin embargo, creo que en estos tiempos comienza a superarlo el miedo a reprogramarse. Muchas personas tienen un agudo entendimiento de la situación actual, son sensibles ante la descomposición del mundo y conscientes de que este es el momento de salir de aquí. No obstante, resulta muy complejo renunciar a un “yo” que no se es y comenzar a buscar al verdadero. No se diga asumir un sistema de creencias tan poco compatible con la realidad imperante en el mundo, y mucho menos renunciar a las necesidades, deseos y exigencias propias de la materia.

La nueva era impostora (parte 2 de 2)

Suscríbete al nuevo canal de Telegram haciendo click aquí. Recibe directo en tu teléfono las nuevas publicaciones del blog, videos y mucho más.

La humanidad está condicionada a buscar afanosamente eso que llama felicidad, que básicamente está determinada por factores externos. Más o menos todas las personas buscan lo mismo, pero el engaño de la nueva era impostora se construye desde las carencias, traumas, creencias, condicionamientos, deseos reprimidos, sueños no cumplidos, roles heredados, etcétera. La mayoría de estas motivaciones son inconscientes y sirven al sistema como materia prima para diseñar las máscaras que usa la nueva era impostora. Si bien a nivel global son las mismas para todos (los paradigmas de siempre, pero disfrazados de nueva era), a nivel individual son un traje a la medida. De ahí la dificultad para identificarlas y el riesgo que representan para quien busca liberarse de la prisión.

La nueva era impostora (parte 1 de 2)

Suscríbete al nuevo canal de Telegram haciendo click aquí. Recibe directo en tu teléfono las nuevas publicaciones del blog, videos y mucho más.

La Nueva Era ingresó en diciembre de 2020, pero durante 2021 y 2022 se estará manifestando junto con la vieja -que se niega a irse-, en los aspectos más importantes de la vida de cualquier ser humano: su identidad, sus emociones, la manera en la que se relaciona y su sistema de creencias. No obstante, la vieja era ya no puede imponerse por la fuerza, estos ya son otros tiempos. De ahí que se vio obligada a buscar la manera de esconderse tras una máscara que utiliza el discurso de la nueva era, pero sus motivaciones y acciones siguen siendo las mismas del pasado. En este escenario, toda persona consciente debe concentrarse en identificar a la nueva era impostora, tanto en lo colectivo como en lo individual, a fin de no caer en la trampa del discurso de cambio (muchas veces proveniente de su interior) que lo lleva a estancarse en los paradigmas anteriores y a repetir viejos patrones de conducta.

¿Conciencia o ego?

Suscríbete al nuevo canal de Telegram haciendo click aquí. Recibe directo en tu teléfono las nuevas publicaciones del blog, videos y mucho más.

La vez anterior decía que una cosa es despertar la conciencia, mientras que otra muy diferente es contar con las herramientas interiores para hacerle frente a la crisis que se desata en todo proceso de despertar. Es decir, una cosa es darte cuenta de la realidad, pero otra es saber cómo gestionarla y transformarla. Una cosa es aceptar que el mundo actual es una mierda que ya no te ofrece nada y otra es tener alternativas realistas, conscientes; un objetivo existencial bien definido y congruente con tu estado de conciencia; así como una estrategia para alcanzarlo y un profundo análisis de los obstáculos y los riesgos que implica ser luz en un mundo que se oscurece de manera contundente e irremediable.

La salida falsa

Suscríbete al nuevo canal de Telegram haciendo click aquí. Recibe directo en tu teléfono las nuevas publicaciones del blog, videos y mucho más.

Hasta hora he sido un duro crítico de las masas y su negación patológica a ver y aceptar la realidad. Vidas basadas en la satisfacción inmediata de los deseos más primarios de la estructura humana, mediante el consumo de la inmensa variedad de estímulos placenteros que ofrece el sistema. La búsqueda y satisfacción de estos deseos es su meta existencial. Y a la acumulación del placer derivado del consumo de los estímulos que satisfacen sus deseos, le llaman felicidad. El ser humano actual está condenado a consumir desde que nace hasta que muere. Y no solo me refiero a productos y servicios, sino a todo tipo de experiencias superficiales que producen una amplia gama de placer: el consumo de sustancias con fines lúdicos o pseudo espirituales, contenidos audiovisuales hiper estimulantes, sexo sin restricciones, experiencias multisensoriales de compra y entretenimiento, violencia disfrazada de activismo social, etcétera.

El gran escape

Suscríbete al nuevo canal de Telegram haciendo click aquí. Recibe directo en tu teléfono las nuevas publicaciones del blog, videos y mucho más.

Hablábamos sobre las tres dimensiones que debes tomar en cuenta para entender tu naturaleza: la tercera dimensión que corresponde al cuerpo físico, la cuarta que vendría siendo eso que se llama comúnmente alma y la quinta que se conoce con el nombre de espíritu. Escapar de la prisión planetaria implica la reunificación de estas tres energías. Primero la energía de la tercera se integra a la de la cuarta dimensión una vez que el cuerpo físico expira. Éstas dos energías que ahora forman una sola deben superar la prueba final antes de abandonar este plano. Una vez consumado el escape, esta energía unificada se integra de manera definitiva al ser del que proviene, y no, no se trata de ningún ser superior ni de una fuente creadora, sino de su propio espíritu que habita en la quinta dimensión. Este ser está conformado de energía y por lo tanto es inmortal. Es un ser en constante evolución como tú o yo y llegará el momento en que regrese a la fuente de la que proviene, pero eso no es algo de lo que tengamos que ocuparnos ahora. En este momento tenemos que estar concentrados en las tres dimensiones mencionadas y la manera de reunificarlas.

¿Qué es “salir de la prisión”?

Suscríbete al nuevo canal de Telegram haciendo click aquí. Recibe directo en tu teléfono las nuevas publicaciones del blog, videos y mucho más.

Si has seguido estas publicaciones, seguramente en más de una ocasión te habrás preguntado a qué me refiero con expresiones como “salir de la prisión” y “regresar a casa”. La respuesta es muy simple: una parte de nosotros debe morir –el cuerpo físico–, para que la otra –el cuerpo energético– pueda abandonar este plano y regresar a su lugar de origen.