Tiempos maestros

Suscríbete al nuevo canal de Telegram haciendo click aquí. Recibe directo en tu teléfono las nuevas publicaciones del blog, videos y mucho más.

Los seres humanos somos expertos en esconder debajo del tapete nuestros fantasmas interiores. A veces porque el dolor es tal que preferimos evadirlo que enfrentarlo, otras veces por vergüenza, otras por culpa o por todas las anteriores. Ese mecanismo hace posible vivir el día a día con cierta comodidad, pero no ver el problema no es lo mismo que superarlo. De manera que los monstruos internos continúan afectando el estado de ánimo, la percepción de la realidad y la conducta en general desde la profundidad de la mente inconsciente. Esto no podía continuar así, por lo tanto, en 2018 la vida sacó del fondo del armario la mierda que teníamos almacenada, nos sentó a la mesa y nos obligó a tomar conciencia de cada herida y asunto a resolver. Evidentemente la mayoría hizo caso omiso, por lo tanto, en 2020 tuvimos otra oportunidad. Algunos aprovecharon el confinamiento, pero la mayoría eligió no hacerlo. Es así como llegamos a 2022, la última llamada para tomar en serio la depuración interior necesaria para salir de la prisión.

Principio de realidad

Suscríbete al nuevo canal de Telegram haciendo click aquí. Recibe directo en tu teléfono las nuevas publicaciones del blog, videos y mucho más.

Durante los dos primeros años de vida de un ser humano, todas sus necesidades y deseos son satisfechas con tan solo llorar. ¿Hambre? Lloras y te dan de comer. ¿Sueño? Te duermes sin importarte nada. ¿Ganas de orinar? Te orinas, lloras y al rato te ponen ropa seca. A un bebé no le importa lo que tienen que hacer los adultos por satisfacerlo, que se preocupen ellos. A esto se le conoce como “principio de placer”. Por lo general, en esta etapa el bebé obtiene todo sin esforzarse por nada. Pero llega el momento en que los adultos comienzan a exigirle y las cosas cambian: “¿Quieres esto? Dime cómo se llama o no te lo doy.” “Acomodas tus juguetes o no hay televisión.” “Si me vuelvas a contestar así te tumbo los dientes.” A esto se le llama “principio de realidad”. Nos guste o no, esta es la vida. Aceptarlo es el primer paso formal hacia la madurez, algo que, en nuestros tiempos, es poco común.

Resetea tus creencias

Suscríbete al nuevo canal de Telegram haciendo click aquí. Recibe directo en tu teléfono las nuevas publicaciones del blog, videos y mucho más.

Apuesto que no sentías lo mismo cuando conociste al “amor de tu vida”, que después de tres años de relación. Tampoco pensabas lo mismo de esa persona cuando te encontrabas bajo los influjos químicos del enamoramiento, que cuando te divorciaste de ella. Ni tampoco disfrutaban el sexo de la misma manera cuando estaban en sus veintes, que después de su tercer hijo. ¿Qué fue lo que pasó? Las circunstancias cambiaron, ustedes cambiaron y en concordancia con esos cambios, se fueron modificando sus pensamientos, sentimientos y conductas. Lo mismo pasa en el área laboral y profesional, con los círculos de amigos y familiares, con las metas existenciales y espirituales, y en cualquier área de la vida. ¿Eres consciente de las ideas preprogramadas en tu mente que determinan la realidad en la que vives?

Ansiedad en tiempos del bicho

Suscríbete al nuevo canal de Telegram haciendo click aquí. Recibe directo en tu teléfono las nuevas publicaciones del blog, videos y mucho más.

Reaparece el bicho en escena y con él regresa el miedo irracional, los ataques de ansiedad, paranoia, insomnio, frustración, aburrimiento crónico, desesperanza y una serie de malestares psicoemocionales, físicos y energéticos que ponen en jaque a buena parte de la población. Si bien cada caso es particular, en mi experiencia profesional he podido observar que existen coincidencias en las personas más afectadas a nivel psicoemocional por la propagación del bicho. Resulta obvio que la ansiedad es el síntoma que se presenta con mayor frecuencia, pero no es de mi interés profundizar en sus características, sino en su origen. Tomar conciencia de la raíz del problema, representa una gran oportunidad para quien no solo quiere dejar de sentirse ansioso o saber qué hacer cuando comienza el brote, sino para quien asume que el trabajo interior es prioritario en estos tiempos y está dispuesto a encontrar en la enfermedad el remedio para curarla.

Desbloquea tu conciencia

Suscríbete al nuevo canal de Telegram haciendo click aquí. Recibe directo en tu teléfono las nuevas publicaciones del blog, videos y mucho más.

Como ya veíamos, la mente es un importante obstáculo para escuchar a tu conciencia, pero no el único ni el más importante. Existe un bloqueo a nivel energético aún mayor que involucra tanto a las fuerzas de oscuridad que gobiernan el planeta, como a cada uno de los seres humanos que lo habitan. En esta publicación explicaré en qué consiste dicho bloqueo y cómo trabajar con él para que pierda su efectividad.

Cállate y escucha

Suscríbete al nuevo canal de Telegram haciendo click aquí. Recibe directo en tu teléfono las nuevas publicaciones del blog, videos y mucho más.

En estos tiempos se cree que, a mayor cantidad de información, mayor conciencia y mayores posibilidades de cambiar el mundo o escapar de él. Esto no necesariamente es cierto. Si bien la información es un importante auxiliar para que la conciencia despierte, lo que resulta auténticamente evolutivo es el proceso mediante el cual se obtiene dicha información y lo que posteriormente se hace con ella, más que la información en sí misma. No se diga cuando la cantidad de los contenidos que circulan a nivel global supera infinitamente su calidad. Es tal la cantidad de información al alcance de la gente, que termina perdiéndose en ella y alejándose cada vez más de su propia esencia. ¿Qué hacer para evitar caer en esto?

Una guía práctica para 2022

Suscríbete al nuevo canal de Telegram haciendo click aquí Recibe directo en tu teléfono las nuevas publicaciones del blog, videos y mucho más..

Arranca un año crucial para la humanidad. Se avecinan grandes transformaciones y las cosas no serán maravillosas como las pinta el sistema para mantener viva la esperanza en las masas. De manera que, si tu objetivo es salir de esta prisión, este es tu año y en esta publicación encontrarás una guía para lograrlo. SI eres de los que cree en cuentos de hadas, sigue de largo y disfruta el destino que otros eligieron para ti.     

Atrapados en un círculo de obediencia (Parte 2 de 2)

Suscríbete al nuevo canal de Telegram haciendo click aquí. Recibe directo en tu teléfono las nuevas publicaciones del blog, videos y mucho más.

Henry David Thoreau afirmó que “la desobediencia es el verdadero fundamento de la libertad”. Pero como hemos visto en publicaciones anteriores, el precio por desobedecer suele ser muy alto y pocos están dispuestos a pagarlo. Además, se nos programa para asumir conductas autodestructivas diseñadas para hacernos recordar que el camino es la sumisión. Y aunque podría parecer que la muerte pone fin a este perverso ciclo, la realidad es que el círculo de la obediencia solo se traslada a otro plano, que, además, incluye una variable adicional: la culpa. Veamos cómo funciona:

Atrapados en un círculo de obediencia (Parte 1 de 2)

Suscríbete al nuevo canal de Telegram haciendo click aquí. Recibe directo en tu teléfono las nuevas publicaciones del blog, videos y mucho más.

Antes de nacer te programaron para obedecer y cumplir el destino que se te impuso. En caso de no hacerlo, pagarás las consecuencias cada que desacates una orden. Esta información está preconfigurada en tu sistema energético y se cumple irremediablemente, hasta que la descubres y haces lo necesario para liberarte.

El precio de salvarse

Suscríbete al nuevo canal de Telegram haciendo click aquí. Recibe directo en tu teléfono las nuevas publicaciones del blog, videos y mucho más.

La sociedad actual está dispuesta a pagar por contenidos en plataformas de streaming, por eliminar la publicidad de sus aplicaciones favoritas, por suscripciones a plataformas que les brindan acceso ilimitado a fotografías y videos de personas que muestran su cuerpo a cambio de unos dólares, por patrocinar a sus influencers favoritos a cambio de que mencionen su nombre en los contenidos que producen o los incluyan en rifas de los productos y servicios que anuncian. Ya ni hablemos de lo que pagan por ocio, entretenimiento y todo lo relacionado con guardar las apariencias. Nadie reniega del precio sino todo lo contrario, es parte del encanto. Podríamos afirmar que la humanidad de hoy está dispuesta a pagar el precio de casi todo, menos el precio de salvarse.